lunes, 9 de enero de 2017

Listamanía: ¡Vuelta al cole! 5 libros para disfrutar

Después de las vacaciones navideñas... hay que volver al cole. Alegría para adultos que pueden regresar a sus rutinas, pero también para los niños, que van a reencontrarse con sus amigos y volverán a las cosas ya sabidas. La escuela, junto con la casa y (tal vez) el parque, son los lugares más importantes de la infancia, y quiero recordar algunos libros donde el cole está presente.

El primero de los libros que he elegido es Marcelín, del escritor francés Sempé. Una alegría que se reedite este volumen de 1969 publicado en España hace tiempo ya, que aparece con una cuidada edición y la traducción de Miguel Azaola en la editorial Blackie Books. Marcelín es un niño solitario porque tiene un problema: se pone colorado. Todos nos ponemos colorados, es cierto, pero Marcelín está permanentemente colorado y eso le causa incomprensión y aislamiento. Hasta que un día encuentra otro personaje singular, Renato Piqueras, "un niño encantador, primoroso violinista y alumno excelente, que padecía desde su más tierna infancia una curiosa enfermedad". La enfermedad de Renato era estornudar sin motivo aparente. Estos dos "incurables" entablan enseguida una amistad llena de complicidad y cariño que Sempé plasma con mucho acierto en delicadas escenas sin apenas color y en las que está presente el campo, la ciudad, la escuela, el patio, la casa y dos corazones que laten al mismo tiempo, incluso cuando se separan y pasan muchos años hasta que un reencuentro casual les devuelve a esa infancia maravillosa.  Un libro entrañable que celebra los pequeños momentos de la infancia con la empatía y ternura a la que Sempé nos tiene acostumbrados.









También de la editorial Blackie Books es el libro Los secretos del cole de otro francés, Éric Veille. Con el subtítulo de "¿A dónde van los profes cuando se pone el sol?, este libro es un homenaje a todo aquello que forma parte del ecosistema escolar y de sus numerosas anécdotas. ¿Qué pasa con la ropa que se queda olvidada en el cole cuando son vacaciones? o ¿qué comen las cocineras del comedor? y ¿por qué nunca ponen patatas fritas en el menú?. Con mucho humor e ironía las dobles páginas de este libro nos presenta a sus habitantes (bedel, mujer de la limpieza, profe, directora, enfermera, fotógrafo, el "nuevo") para detallar en algunas escenas divertidas qué tipo de profes vas a encontrar y lo que hacen en su tiempo libre (todas mujeres, sí), qué pasa realmente en el comedor, el problema de las faltas de ortografía, las normas, el día de excursión, el aburrimiento y ¡hasta las vacaciones! Un libro para divertirse recordando lo que se puede y lo que no en la escuela, algunas explicaciones sorprendentes (como la ropa olvidada que ha encogido cuando regresas) o palabras muy utilizadas como chivato, novio, chuche, mamá, dictado, sala polivalente o progresa adecuadamente. En el prólogo del Hermatocrítico, que no sabía que es profe de infantil en La Coruña, cuenta algunas simpáticas anécdotas con sus alumnos como la sorpresa de un alumno cuando lo ve fuera del recinto escolar. Como bien dice es también un libro para que los adultos puedan regresar a ese mundo "que se sigue conservando en ámbar, casi intacto".






Para seguir divirtiéndonos podemos continuar con el simpático libro No he hecho los deberes porque.. de Davide Cali y Benjamin Chaud, publicado por Nube Ocho. 



Es todo un clásico: las excusas por no haber hecho los deberes. Claro que aquí dan rienda total a la imaginación: aviones llenos de monos, duendes que esconden los lápices, ataques de vikingos, o máquinas para hacer los deberes que no funcionan. El protagonista va desglosando sus excusas a una maestra que le ha preguntado en la primera página y que no sabemos qué está pensando, hasta que, en mitad del recuento, con una de las excusas más inverosímiles ("Encontramos un pingüino perdido, así que lo llevamos al Polo Norte") no puede resistir intervenir "¡Pero los pingüinos viven en el Polo Sur!" y se desata una hilarante conversación: "¡Efectivamente! Cuando nos dimos cuenta de nuestro error, tuvimos que dar la vuelta y llevarlo al otro Polo". Mentiras, imaginación y paciencia podría titularse también este libro. La acumulación, el reto de ver qué mentira es más increíble, y una profesora que guarda una carta bajo la manga con la que se cierra un libro que podría ser interminable, hacen muy recomendable este relato de un creador que se ha sabido acompañar del ilustrador Benjamin Chaud que nos da páginas llenas de detalles y color. Un libro, tal vez, para empezar a hacer listas personalizadas con excusas para todo tipo de situaciones.







Quienes han estado en alguno de mis talleres, me habrán visto leer uno de mis libros favoritos: La escuela secreta de Nasreen, de Jeanette Winter publicado por la editorial Juventud. No es un libro divertido pero sí conmovedor. "Una historia real de Afganistán" reza el subtítulo y, como a su autora, Jeanette Winter le gusta contar, es una historia que puede inspirar a quienes lean este libro, además de contarles algo sobre el mundo. En un contexto complejo de violencia, en el que los talibanes han prohibido salir a las niñas y mujeres, Nasreen, la nieta de la narradora ha perdido a sus padres y, con ellos, la voz y la palabra. Su abuela la lleva a una de las escuelas secretas que hay para niñas. Una escuela donde la abuela desea que Nasreen "abra sus ojos al mundo". Es en esa escuela donde encuentra la amistad con otra niña, donde aprende a leer y escribir, donde sonríe por primera vez. Una escuela donde aprendió acerca de la historia pasada de su país, rica en arte. Unas ventanas que se abren en el interior de Nasreen y cuyo conocimiento le acompañará siempre. Las bellas ilustraciones de Winter, que aparecen como enmarcadas en metafóricas ventanas, dan toques de color a situaciones tristes pero llenas de esperanza. Uno de mis libros favoritos, homenaje a todos aquellos que buscan, a través del saber, abrir ventanas en las cabezas de muchos niños.



Y el último de los libros para recomendar ¡un informativo! La escuela no fue siempre así de Carla
Baredes con ilustraciones de Javier Basile publicado en Argentina por Ediciones Iamiqué, es un estupendo libro que nos cuenta las diferentes maneras en que los niños han aprendido a lo largo de la historia. Lleno de curiosidades, anécdotas y cosas sorprendentes, desde Sumeria hasta la actualidad, detalla las posibilidades profesionales de los que sí iban a la escuela antes, cómo han ido modificando los espacios para adaptarlos a las necesidades de los niños, lo que se aprende (y juega), los castigos más habituales, y hasta un divertido juego de la oca para que los lectores prueben sus habilidades intelectuales. Cualquier niño actual se sorprenderá antes las "orejas de burro", la prohibición que tenían las mujeres de enseñar y que no existieran los recreos (¡seguramente tampoco los deberes!). Un volumen sabroso, lleno de humor, capaz de sorprender a muchos niños (y adultos), y con unas divertidas ilustraciones que acompañan acertadamente a los textos. 





Y además, ya reseñamos en este blog uno de los libros más gamberros sobre la escuela: Abajo el Colejio (sí, con j!!!)


1 comentario:

  1. ¡Interesante!
    Relación de los diez mejores libros infantiles para ir a dormir según el Diario El Mundo (14-1-2017).
    Enlace:
    http://www.elmundo.es/sapos-y-princesas/2017/01/14/587a8e98ca474190638b4592.html

    ResponderEliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...